Charla: Eleonora Orlando

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO
INSTITUTO DE INVESTIGACIONES FILOSÓFICAS
harla miércoles 1 de junio 4pm en la Sala de Investigadores  NOMBRES DE FICCIÓN, ARCHIVOS MENTALES Y MUNDOS CONCEPTUALES  Eleonora Orlando   Universidad de Buenos Aires / CONICET

Resumen

En los últimos años los enunciados que contienen nombres de ficción han sido objeto de diversos análisis semánticos, ofrecidos en el marco de distintas teorías. El problema semántico fundamental que enfrentan todas ellas podría sintetizarse de la siguiente manera: ¿cómo es posible explicar la intuición de que tales enunciados dan lugar a usos lingüísticos significativos y, en algún sentido, verdaderos, aun cuando uno no está hablando acerca de nada o nadie real? Algunas teorías, las consideradas realistas, se comprometen con la existencia de objetos ficticios, por lo general referidos por los nombres de ficción; de este modo, suelen involucrar la tesis de que los usos en cuestión expresan proposiciones singulares, constituidas en parte por tales objetos ficticios. Las teorías antirrealistas, en cambio, suelen proponer que los enunciados que contienen nombres de ficción deben ser parafreaseados en términos de enunciados generales que expresan proposiciones conceptuales, esto es, enunciados que no contienen nombres de ficción en posiciones referenciales y, de ese modo, evitan comprometerse con objetos ficticios que oficien de referentes de tales nombres. Es claro entonces que el realismo involucra preservar la simplicidad de la semántica a riesgo de incrementar el compromiso ontológico, mientras que, a la inversa, el antirrealismo propone preservar una ontología austera a riesgo de complicar excesivamente la semántica. En el trabajo presentado, me propongo superar esta disyuntiva mediante la propuesta de una teoría antirrealista basada en el enfoque de los archivos mentales que no involucra una propuesta de paráfrasis de los enunciados que contienen nombres de ficción. La tesis central consiste en considerar que los usos fictivos y parafictivos de tales enunciados expresan proposiciones conceptuales pero no descriptivas, constituidas por archivos mentales, los cuales están anclados en el mundo conceptual del correspondiente relato de ficción. De este modo, los nombres de ficción son considerados términos singulares que refieren a conceptos, entendidos como tipos (abstractos) de archivos mentales, constitutivos de una determinada obra literaria, que a su vez se instancian en la mente de cada lector. El cambio referencial se justifica en la presencia de intenciones referenciales ‘simuladas’, que son características de tales usos, lo cual permite asimismo considerarlos verdaderos con respecto al mundo conceptual del correspondiente relato de ficción. Sostengo, además, que la instanciación del mundo conceptual de la ficción en cada mente individual depende de un proceso de interpretación que varía de acuerdo con las características del relato, en particular, si se trata de una narración homodiégetica o heterodiegética y si el narrador es o no confiable. En cuanto a los usos metafictivos, considero que expresan proposiciones híbridas, parcialmente constituidas por los conceptos constitutivos de la obra de ficción y parcialmente constituidas por conceptos de la crítica literaria.

 

Actualizado Jun 01 de 2016
Ago 21 de 2017
© 2015 Instituto de Investigaciones Filosóficas - Universidad Nacional Autónoma de México